(Barcelona )Dic, 12,1930 Maria Remolá vive ahora en Santo Domingo, República Dominicana. Ella imparte clases  y ha
tenido muchos éxitos con sus alumnos. En Noviembre de 2010 celebró sus ochenta años
.
www.divalegacy.com -- dedicado a las
divas de la ópera.  Hemos traducido el
siguiente artículo extraído de la Internet.

La Redacción


"Poco se sabe acerca de la soprano cubana
María Remolá.  Sospecho que su "Canción
de la campana" (Bell Song) fue grabada a
principios de los 60s como parte de un
álbum operático que incluía también arias
de Rigoletto, Traviata y Turandot.  En el
transcurso de la película Fresa y Chocolate
se la menciona, lo cual evidencia la fama
que llegó a disfrutar en su propio país.
La versión de la "Canción de la campana",
de la Remolá, exhibe el desconcertante
contraste de una aproximación musical
amateurista con una elegante emisión de
las notas más altas.  La suya era una voz
con suficiente metal en los registros bajos
que le permitía manejar exitosamente el
"Signore ascolta" de Liu (Turandot), pero
también la habilitaba para emitir las notas
extremadamente altas.  Como en los casos
de Mina Foley y Erna Sack, éstas se
basaban en una dulce, flotante extensión de
la voz que parecía silbar.  El mejor ejemplo
de esto es su final de las variaciones sobre
"Ah vous dirais-je Maman", las cuales
terminan sobre una fácil B sostenida por
encima de una alta C.  Su "Canción de la
Campana"(en un mal francés) muestra una
vocalización muy bien fraseada, pero un aria
central insípeda.  Al final del primer estribillo
de la campana, Remolá adopta la variante
de Robin, y concluye entonces el aria con
otra G# sostenida por encima de la C alta".
Nota 10/07/2001: Esta página se encuentra en construcción. Mucho hay que decir de esta super estrella de la lírica universal y lo
haremos en corto plazo.
Con el tenor Víctor Mone en Doña
Francisquita de Amadeo vives en La Habana
circa 1961
Diario de la marina, sábado 7 de abril, de 1956, por Nena
Benítez
María a su llegada a La Habana el día 8 de
noviembre de 2011 después de 27 años  de
ausencia. La acompaña el creddor Otto Chaviano.